Los Pies que me enseñaron

Calcetines tejidos con 5 agujas
Estos pies que lucen tan flamantes calcetines, son mas que unos pies...
Unos, porque son los míos y me llevan y me traen a todos los sitios que yo les digo, cosa muy importante.
Pero son los otros pies... los que enseñaron a los míos!!! y por lo tanto, son los más importantes.
Lo de tejer amigurumis ha sido algo que descubrí por internet, pero lo de tejer... eso lo descubrí como muchas de vosotras nada más llegar a este mundo.
Los primeros recuerdos, no los veo muy bien, muchas personas hablan de ellos con una total claridad, pero a mi se me entremezclan muchas imágenes, mas bien desordenadas!
Si recuerdo, despertar de la siesta un poco llorosa, y ver a mi madre tejiendo sentada en el sofá diciéndome alguna cosa...esa imagen si la recuerdo con claridad!!!
En mi casa, siempre había una bolsa con ovillos y agujas con trabajos en proceso, que poco a poco iban convirtiéndose en jerseis, gorros, calcetines, braguitas con su camiseta a juego, algún chaleco...labores cuya finalidad era la de vestirnos y abrigarnos contra el frío , prendas que muchas veces, se volvían a destejer para adoptar nuevas formas en una segunda vida, y que siempre parecía la primera.

Pasaron muchos años hasta que me decidí a tejer...digamos que las circunstancias (palabra curiosa donde las haya y que últimamente uso muy habitualmente) son las que primero me alejaron y después me acercaron a los ovillos.
Digamos que ahora, tejo por placer,y necesidad también...pero es una necesida especial...la de elaborar algo con mis manos...y ese gustazo especial que muchas me entenderéis a la primera..cuando dices:
 ¡¡¡me lo he hecho yo!!!
El conocer gracias a este mundo increíble de internet, otras formas, otros métodos , otras técnicas...encontrar a mis queridos Amigurumis.... todas estas cosa han despertado a la tejedora que hay en mi,  pero no puedo olvidar que la verdadera maestra la tengo en casa, y bien creo que tejer calcetines con 5 agujas, hubiera sido imposible sin su paciencia y explicaciones...mejor tutorial en vivo y en directo es imposible.
Gracias mami!

En otra ocasión , ya os hablé de como mi Ama (así nos referimos a la mamá  en en Pais Vasco) desde muy pequeña, hilaba ella misma la lana de las ovejas con la rueca..y hoy en día, conserva una de las últimas con la que trabajó e hizo montones de calcetines que podéis volver a ver aquí
Eso si es tejer!!! Y un trabajo verdaderamente manual 100%

Yo estoy tan contenta de haber logrado tejer unos calcetines junto a ella, que quería compartirlo con vosotr@s, aunque esta vez, los amigurumis estén de vacaciones...
Pronto volverán...y también quieren mostrar sus calcetines...pura envidia de los nuestros 😄
Algo se cuece en el costurero de anigurumis
Muchas gracias por pasar un ratito por este rincón tejeril, aún  me queda mucho por por aprender, pero entre la maestra en casa y las muchas que estáis a ese otro lado, seguiré dándole a las agujas y formando poco a poco parte de esta gran telaraña que todas tejemos cada día. 

Comentarios

  1. Hola Ani. Yo también recuerdo a mi ama con las madejas y las agujas, tejiendo jerseys para mis hermanos y para mi. Eran maravillas de tejidos de Aran, grecas de colores, jacquard increíble, tejidas sacando tiempo de no sé dónde... Cosas que entonces no apreciaba demasiado, y que ahora daría millones por haber podido conservar (bueno, conservo uno de "Ochos" alucinante).
    Yo también tejí un poco de pequeña (unos calentadores tipo "Fama" y un chaleco negro que eran dos rectángulos cosidos de aquella manera...). También tuve mi época de "alejamiento" de la lana y el tejido... Y ahora, a la vejez viruela, vuelvo con más ansia que nunca.
    Mi madre ya no teje, dice que no tiene ganas... y yo me he aprovechado y le he robado (literalmente), todas las agujas y las viejas revistas de tejido que tenía por casa.
    Ella protesta un poco, pero sé que en el fondo le gusta que haya salvado todo el arsenal, porque si no, más tarde o más temprano habría acabado en la basura.
    Quien me iba a decir a mi en mi juventud, que a día de hoy iba a tener tanto "vicio tejeril"...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia...es como si hubieramos crecido en la misma casa...y los calentadores tipo fama ja ja me ha llegado!
      Mi ama ya apenas coge las agujas, pero con esta operación calcetines, hemos aprovechado, ella para tejer un rato y yo para aprender una cosa, que de no ser en vivo y en directo, creo que no hubiera logrado terminar nunca.
      La verdad es que alucina de ver la afición que tengo, y más cuando le cuento de tantas y tantas amigas virtuales que también padecen esta locura tejeril je je ...buena definición!
      Un besazo y mil gracias por compartir también un poco de tu historia muuuuuuaaks

      Eliminar
  2. Qué entrada más bonita, Ani. A mí también me enseñó mi madre a tejer, pero no calcetines, ella se quedó en las agujas rectas y nunca tejió calcetines. Cuando yo era pequeña trabajaba para una fábrica de punto, creo, pero desde casa. Tenía una tricotosa y nos hacía un montón de cosas. Hasta las medias del traje de gallega con unos calados espectaculares. Por aquel entonces yo no lo apreciaba tanto como ahora y quería tener algún jersey “con etiqueta”, jajajaja, cosas de niños. Cuando me quedé embarazada hizo un montón de jubones con las capotas y los patucos a juego. Una chulada. Ahora casi no teje, le gusta más el encaje de bolillos. Pero ella fue la que me metió el gusanillo en un principio y aquí estoy ahora tejiendo sin parar para mí, para mi niña, para los bebés de amigas, .... aprendiendo técnicas nuevas y descubriendo hilos nuevos. Disfruta de esos ratos de tejer con ella y aprende todo lo que puedas.

    Por cierto, los calcetines son chulísimos. Ya veo que eres uña alumna aplicada. Buen trabajo.

    Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohooo Leti..te digo lo mismo que a Sonia....mil gracias por compartir tu historia.
      Y gracias a que alguna vez nos has enseñado trabajos de tu mami, se que es una artista de primera...y los bolillos...eso si que es complicado!
      Lo que está claro es que, a veces, tenemos en casa tesoros de incalculable valor, y que apreciamos y valoramos a tiempo! Que suerte la nuestra!
      Un besazo enorme y gracias por tu opinión y precioso comentario.

      Eliminar
  3. Me ha entrado un poco de calor con solo verlos pero los calcetines son preciosos. Y qué bien has contado como pasa de madres a hijas (en mi caso también abuelas y tías) el amor por el punto, sea de ganchillo, de dos agujas o de cinco! Si es para hacer estas bellezas y para tejer con tu Ama, bienvenidas sean las vacaciones de los amigurumis. Feliz verano y un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja Judith...ya sabes que por aquí no sobran ni en verano estos calcetines...bueno algo si he exagerado...pero poquitin.
      Te iba a decir que son muy calentitos, pero igual te dan mareos y todo je je...pero me alegro mucho de que te hayan gustado.
      Ah, y que suertuda tu! Además de la mami, tambien tías y abuelas...eso es ya una universidad del tejido en toda regla.
      Un besazo!

      Eliminar
  4. me ha gustado leer tu historia,la mía también es parecida,mi amatxu me enseñó a tejer,con agujas,con ganchillo..desde muy pequeña ya hacía mis "pinitos" y recuerdo mi primer jersey hecho por mi misma a los ocho años,lleno de agujeros por haber perdido puntos,pero que no me quitaba de encima jaaa!!!
    Tus calcetines son preciosos y perfectos!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar....no me extraña que salgan maravillas de tus manos!
      Sabiendo ahora, que con 8 añitos fuiste capaz de tejer un jersey tu sola...eso si que es ser un prodigio tejeril ja ja
      Un beso y gracias por tu visita y tu historia también.

      Eliminar
  5. Que recuerdos tan entrañables Ana . A mi me enseñó mi madre y alguna cosilla ya hice hace muchos años. Me hice jerseys, mantas y hasta alguna alfombra, que estuvo pululando de una casa a otra durante años hasta que la tiré, cosa de la que me arrepiento. Calcetines no aprendí nunca a hacer y , quien sabe, igual me animo con el tiempo, jaja.
    Como siempre ,el relato estupendo Ana. Tienes un don para la escritura.
    Gracias por regalarnos estos post tan geniales.

    Musus, querida amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola wapetona!!! por lo que veo, tu también le has dado a las agujas con otra supermaestra...que lujo!
      Eso no me habías contado, pensaba que eras una artista de los pinceles y restauraciones de primera, pero veo que tus inicios, tambien apuntaban hacia el tejido, y alfombras y todo! cuantas cosas sabes hacer!
      Y gracias a ti por pasar siempre un ratito a verme! eres un solete :-))
      Un musu enorme!

      Eliminar
  6. Preciosa y entrañable entrada Anni, me ha gustado saber que descubriste tan pronto el amor por tejer y saber quién fue tu verdadera maestra, qué bonito tener esos recuerdos! Me ha entrado curiosidad por ver esos calcetines creados por tu madre, he ido al enlace que nos has dejado y vaya sorpresa al ver la rueca y en tan buen estado, vaya joyita llena de historia!
    Enternecedoras las fotos y los calcetines me parecen divinos y de los más calentitos!
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina...lo descubrí muy pronto, aunque tardé muchos años más en cogerle la afición que ahora tengo.
      Esos calcetines que has visto de lana de mi ama, son más que calentitos, es ponértelos y empezar a arderte los pies ja ja... yo, en invierno, cuando llego a casa es lo primero que hago, me los pongo y enseguida me entran en reacción.
      La rueca es una joya, es verdad..y funciona perfectamente!
      Gracias de nuevo por darte una vuelta por aquí y dejar tu bonito comentario.
      Otro besazo para ti Cristina, muuuaks!

      Eliminar
  7. ¡¡Pero que post más bonitoooooo!! Ohhh, Ani, has conseguido que todas recuperemos esos recuerdos preciosos de cuando nuestras mamis nos enseñaron a tejer, que tiempos... ¡¡Mil gracias por evocarnos aquella época!! Como no, a mí también me enseñó mi madre, y recuerdo perfectamente el primer jersey que tejí con 9 añitos. Me lo puse un montón y hasta lo heredó mi hermano, jejeje...Y la recuerdo tejiendo jerseys para toda la familia, algunos con dibujos de jackquard, y que llevaba mil ovillitos colgando de las agujas, jejeje... Ahora ya no teje, pero la tenemos ocupada bordando delantales y manteletas para nuestros trajes de fallera... ¡Nuestras madres son unas artistazas! Si hubieran vivido en esta "época blogueril" lo hubieran "petado", jajaja...
    Ahora quiero enseñarle a mi niña mayor, para que le entre el gusanillo y no se pierda esta tradición tan bonita de aprender artesanía y sobre todo disfrutar de esos momentos únicos "madre-hija".
    Por cierto, los calcetines chulísimos!! Me parece super difícil, te han quedado de lujo.
    Un besote enorme para ti y para tu mami!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia...mil gracias a ti también por compartir ese cachito de tu historia tejeril.
      Por lo que veo, tu mami es toda una artista, y estoy segura de que hará unos bordados de quitar el hipo!
      Creo que tenemos que empezar a abrir blogs en nombre de estas verdaderas artesanas...tendríamos material para muchos años ja ja
      Menos mal que algo nos han contagiado, y es genial poder compartirlo hoy en día con amigas virtuales, y saber que estamos conectadas en muchos aspectos!
      Y seguro que tu hija, aunque ahora no se interese demasiado...recordará esos momentos siempre!
      Otro besote para ti y un gracias a tu mami por ser otra gran maestra!

      Eliminar
  8. Si es que lo hemos "mamado" en casa. Mi madre al contrario de la tuya, no sería capaz de enseñarme ni un punto bajo... Jajaja, de verdad, eh? Tiene poca paciencia y explica de pena 😝

    Para las dos agujas no me quedará otra y le tendré que pedir ayuda... Eso si, para hacer calcetines ni loca, que acabaría loca!

    Vivan las mamis y vivan los ovillos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja...seguro que es, que tu la pones nerviosa porque quieres aprender muy rápida!
      La paciencia es algo que a veces perdemos las hijas con las mamis je je...a los tutoriales en internet le damos a repetir o pausar...y el vivo y directo es otra cosa.
      Pero apoyo tu slogan! ...que vivan las mamis y los ovillos!
      Muuuuaks Stefy wapa.

      Eliminar
  9. Preciosos recuerdos y calcetines. Felicidades a las dos! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa...muchas gracias por tu visita y comentario. Muaks!

      Eliminar
  10. Una entrada muy entrañable y linda, admiro tu pasión por tejer. Saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Boris:
      Muchas gracias, me alegra que te haya gustado este post...y tu también tienes un blog?..ahora mismo voy a visitarte. Muaks!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejarme un comentario...
tu opinión, es importante para mi🙂.

Entradas populares de este blog

Patrón de muñeca amigurumi Anni

Patrón jirafa amigurumi

La muñeca amigurumi